EL PARQUE RUTAS CENTROS DE INTERPRETACIÓN PUEBLOS AGENDA NOTICIAS LIBRERIA
mapa web contacto créditos
 
ALBALATE DEL ARZOBISPO
ARIÑO
OLIETE
ALACÓN
ALCAINE
OBÓN
PEÑARROYAS
MONTALBÁN
 
 
RUTAS desde Oliete
 
 Ruta de la Tía Chula y embalse de Cueva Foradada
 Ruta Ibérica
 
SERVICIOS
 
alojamientos
CASA "EL HUERTO DEL TRUCHO"
978 813032 / 619 446601
Propietario: José.
Modalidad: Alojamiento no compartido.
Capacidad: 12 plazas en 3 apartamentos (8 habitaciones).
Equipamiento: Lavadora, chimenea, televisión, nevera.
 
VIVIENDA DE TURISMO RURAL "CASA ARACELI"
C/ Mayor, 51
978 818393
Propietaria: Araceli.
Modalidad: Alojamiento compartido.
Capacidad: 8 plazas, habitaciones dobles.
Equipamiento: Lavadora, chimenea, televisión, calefacción central, nevera.
Servicios: Derecho cocina, desayuno, se admiten animales.
 
farmacias
FARMACIA GINER FERRANDO
C/ Carretera, 34
978 818727
 
 
www.oliete.org
Oliete
PUEBLOS
 

Nombre antiguo: Ildulgoite (?) - Iologum
Gentilicio: Olietano
Habitantes: en 1910, 2.535hab. / en 1950, 1.879 hab. / en 1995, 540 hab.
Altitud s.n.m.: 542 mts.

Oliete se localiza en una abrupta colina, en la ladera norte de la sierra de Sancho Abarca, en la margen derecha del río Martín, lo que confiere a sus calles una acusada pendiente.

En el siglo XIII Oliete aparece en manos de los Alagón. En 1297 tras un periodo en que perteneció a la Corona, Oliete es donado por el Rey Jaime II a su escudero D. Raimundo de Cardona. En 1333 los Sesse, Don Juan Galindez de Sesse, adquiere el Señorío, junto con Alcaine y otros lugares de la zona. A partir del siglo XV, el lugar aparece asociado al patrimonio señorial de los Bardaxí, al igual que Alcaine, Obón y Alacón. Los enlaces familiares de esta familia entroncan la localidad con el mayorazgo de los Bermúdez de Castro (Sg. XVIII) y los Rebolledo de Palafox hasta el Sg. XIX.

Su situación, de control de accesos a través del Valle del río Martín hacia el interior, y vigilante del paso del estrecho de cueva Foradada , donde se construyó un embalse a principios del siglo XX y que adoptó el nombre de la cueva, le permitió ser un punto fortificado del que se conservan camuflados entre construcciones y edificios, algunos escasos restos de la vieja muralla de argamasa que parece remontarse su construcción a época musulmana.

Esta privilegiada situación ya fue tenida en cuenta en época ibérica, a tenor de los numerosos poblados localizados que ya muestran la necesidad de fortificación y control del valle. En las antiguas escuelas se localiza el Centro de Interpretación de la Cultura Ibérica del Parque Cultural.

De este recinto fortificado de la localidad destacan los tres portales de acceso sobre los que se levantaron a finales del siglo XVII o principios del XVIII, como la mayor parte de las edificaciones religiosas de la localidad y siguiendo los cánones tradicionales de la comarca en este tipo de construcciones, tres capillas abiertas: la de Santa Bárbara al oeste, la del Pilar al norte-centro y la de los Santos Mártires (San Fabián y San Sebastián) al este.

El entramado urbano se articula en torno a tres ejes principales: la calle baja, por el borde interior de la línea amurallada y siguiendo la acequia principal del pueblo cuyo origen habría que buscarlo en el periodo musulmán de puesta en regadío de estas tierras, y que recorre los tres arcos de acceso al recinto y sus respectivas capillas, presentando notables fachadas durante el recorrido, singulares aleros barrocos y galerías aragonesas.

El segundo eje y principal lo configura la calle Mayor recientemente empedrada y de gran calidad urbana, que al igual que la anterior nace en el portal más oriental y se extiende, siguiendo la curva de nivel de la colina y suavizando de este modo la pendiente, hasta la plaza que adopta el nombre de la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora obra que data de finales del Sg. XVII, y de la que destaca, un singular campanario de tradición mudéjar realizado en ladrillo del Sg. XVIII. En esta plaza encontramos el edificio solariego más destacable del casco urbano, un caserón renacentista (Sg. XVI) conocido como " La casa de la Donjuana " en la que destaca un bello portal de medio punto con escudo en el sobreportal y una alargada galería de arcos de medio punto sobre un friso decorado.

El tercer eje lo configuran las calles de la parte alta del pueblo, conocido como el muro, y donde encontramos la ermita de San Bartolomé , que pudo ser una antigua parroquia.

Una serie de calles estrechas con callizos, y pasadizos cubiertos, de fuerte pendiente cortan los ejes descritos, al remontar las gradas sobre las que se levantó el tejido urbano asentado en la colina. El lado más escarpado es el occidental, donde las casas y algunos restos de muralla, se apoyan en un abrupto cortado rocoso orientado hacia el río y la huerta, cuya zona se denomina transcastillo, donde se arremolinan las edificaciones más populares dando forma ovalada a la población. Ello obligó a que el crecimiento de la estructura urbana se realizase en el sector oriental, donde el barrio extramuros se conoce como "arrabal" de ar-rabad , el barrio de las afueras.

Fuera ya del casco urbano se localizan dos ermitas : la del Santo Sepulcro -calvario-, desde la cual se observa una bonita vista del pueblo y el valle del río Martín, y la ermita de la Virgen del Cantal junto a una fuente y espectaculares cipreses.

 
 
PARQUE CULTURAL RÍO MARTÍN.- C/ Tiro del Bolo, s/n 44547 ARIÑO (Teruel)   Tel.:978 817042
Diseño, desarrollo y mantenimiento: Sedinet