EL PARQUE RUTAS CENTROS DE INTERPRETACIÓN PUEBLOS AGENDA NOTICIAS LIBRERIA
mapa web contacto créditos
   
CÓMO LLEGAR MEDIO GEOGRÁFICO FÍSICO
VEGETACIÓN FAUNA
GENTES Y FIESTAS SERVICIOS DE INTERÉS
PARQUE VIRTUAL GALERÍA FOTOGRÁFICA
POSTALES BIBLIOGRAFÍA
 
 
Anacle en la cola del Embalse Cueva Foradada.
 
 
Cabra Montés.
 
FAUNA
EL PARQUE
 

En estrecha relación con la vegetación, el clima y la peculiar geomorfología de cantiles rocosos y cañones, serrijones y cursos de agua, encontramos la fauna.

Así debemos destacar una rica y variada fauna rupícola que encuentra cobijo y refugio en las oquedades, grietas y rugosidades de los cantiles rocosos y de los cañones del río Martín y barrancos afluentes. Destacar las aves (treparriscos, vencejos, aviones roqueros, gorriones chillones, grajillas, chovas piquirrojas, etc.).

Pero son las rapaces las que se llevan la palma entre la nómina de aves de costumbres rupícolas, tanto por su interés ecológico como por su abundancia, en especial las colonias que conforma el buitre leonado ( Gyps fulvus ) en diferentes espacios del Parque Cultural, cuya abundancia de efectivos lo convierten en una de las más significativas aglomeraciones de esta especie en todo Aragón. Añadir también la presencia cada vez más numerosa del alimoche ( Neophron percnopterus ), o buitre blanco como se conoce en la zona, que ha seleccionado el Parque como lugar de cría. No es difícil observar el majestuoso vuelo del águila real ( Aquila chrysaetos ), la silueta del halcón peregrino (Falco peregrinus ), el cernícalo vulgar ( Falco tinnunculus ) o la rápida águila-azor perdicera ( Hieraaetus fasciatus ) en peligro de extinción. Entre las rapaces nocturnas destacan el buho real (Bubo bubo ), el buho chico ( Asio otus ), la lechuza común ( Tyto alba ) y el pequeño autillo (Otus scops) conocido en el zona como "olivilla" nos anuncia con sus aflautados sonidos, en los atardeceres de los pueblos, la llegada de la noche.

La escasa pluviosidad que caracteriza el Parque, hace que la fauna se concentre en torno a los cursos de agua. Destacar en este sentido la cola del embalse de Cueva Foradada, donde el bosque de tamariz ofrece protección y cobijo apropiado para la cría de especies acuáticas, entre las que destacamos el somormujo lavanco ( Podiceps cristatus ). Es habitual también el ánade real (Anas platyrhynchos), el pato cuchara ( Anas clypeata ), la cerceta común ( Anas crecca ) y la carretona ( Anas querquedula ), el ánade friso ( Anas strepera ) entre otras especies de anátidas que utilizan este humedal del embalse en época de pasos migratorios o como lugar de invernada. De destacar es también la presencia ocasional de la cigüeña negra ( Ciconia nigra ) y el águila pescadora ( Pandion halieatus ), y más habitual encontramos la garza que recorre el curso del río Martín en busca de alimento. No obstante, hemos de destacar este embalse como un importante lugar de invernada del cormorán grande ( Phalacrocórax carbo ).

Los pinares dan cobijo a variadas especies. Numerosos pajarillos atraídos por los insectos como carboneros, herrerillos y otros páridos que a su vez atraen a rapaces de costumbres forestales como azores y gavilanes. Entre los grandes mamíferos encontramos el Jabalí ( Sus scrofa ) que recorre grandes espacios, y la cabra montés ( Capra pyrenaica ) en pleno proceso de expansión. En el pasillo de vegetación en torno al río y barrancos hallamos zorros, tejones, garduñas, jinetas y en menor medida también se ha detectado el gato montés ( Felis sylvestris ).

El resto de la región podemos describirla como semiesteparia, dentro de un espacio ondulado entre colinas y barrancos, desarbolado con abundante matorral en el que predominan los romeros y aliagas, donde abundan especies de gran interés cinegético como las perdices, los conejos y las liebres, y pequeños pájaros adaptados a este tipo de hábitat de gran aridez como las cogujadas y collalbas entre otros. Abundan también los reptiles como lagartijas, lagartos ocelados y culebras de escalera.

Otro aspecto a destacar son las diversas especies de murciélagos detectadas en grutas y cavidades del Parque, en especial en la sima de San Pedro, considerada por los especialistas como un refugio de biodiversidad sin equivalentes en Europa.

 
 
PARQUE CULTURAL RÍO MARTÍN.- C/ Tiro del Bolo, s/n 44547 ARIÑO (Teruel)   Tel.:978 817042
Diseño, desarrollo y mantenimiento: Sedinet